La serie Cosmogonías y Sikuriadas nace a partir de mis investigaciones sobre la fiesta patronal de la Virgen del Abra de Punta Corral de Tilcara, pueblo de la Quebrada de Humahuaca, provincia de Jujuy. Esta festividad es una de las más importantes del pueblo y también de la región. En ella se pueden ver aspectos esenciales de la religiosidad popular andina, que más allá de sus particularidades locales, se une espiritual y visualmente con el resto de los andes Latinoamericanos.

Esta peregrinación sube a un santuario en los cerros a casi 4000 mts. de altura. Los actores principales son las bandas de sikuris; formaciones musicales típicas de la región. Están integradas mayoritariamente por tocadores de sikus, además de redoblantes, platillos y bombos. Sus sikuriadas son melodías sagradas, una manera de oración, de conexión con los dioses y ancestros.

La muestra Cosmogonías y Sikuriadas no es un reflejo documental de la peregrinación, sino una reinterpretación de mundos mágicos y espirituales andinos, donde realizo relatos mítico-simbólicos visuales personales. Las bandas de sikuris representadas funcionan como ejecutoras del ritual que va narrando y musicalizando el símbolo.

La serie, que comenzó en el año 2004 y aún hoy continúa; consta de más de treinta cuadros y cuadros-objetos, de diferentes tamaños y técnicas. Los considero cuentitos visuales, donde mi parte niña, alegre e inocente, visualiza e interroga sobre los espacios sagrados personales y universales, a partir de una manifestación local y especifica. Para crear estas cosmogonías, me baso en los sistemas compositivos precolombinos: guardas, mandalas y diferentes simetrías. El vivo colorido se inspira en el arte popular, y sobre todo en la estética de la mayólica y el vitreaux,; encerrando los planos de color con la línea modulada oscura.

Actualmente, la mayoría de estas obras pertenecen a coleccionistas privados.

 Sikuriada: melodía que tocan las bandas de sikuris en las fiestas patronales de Sudamérica andina. Son grupos musicales que tocan el sikus, o flauta de pan andina. Este instrumento es de origen ancestral y de fuerte lazos comunitarios, ya que es imprescindible que se toque en grupo. Las bandas de sikuris de Tilcara tienen promedio 100 integrantes cada una y en la fiesta de Punta Corral participan un mínimo de 100 bandas, o sea más de 10.000 personas tocando mientras suben por la montaña. Esto genera una sonoridad muy particular, y una visualidad muy específica local, llena de colorido y energía: uno queda inmerso en un espacio sagrado, una experiencia muy trascendente.

Translate »