Renacimiento

"No olvides que alguna vez tú fuiste sol". Luego de la separación con el padre de mi hij@, se espeja la muerte, el desamparo, la angustia de la soledad, así como también las violencias sutiles. Vuelven al presente las llagas de mi orfandad temprana. Un ciclo largo de renacimiento comenzaba…
Pajaritos en la cabeza. Acrílico sobre mdf. 70 cm x 70 cm. Año 2015.
"Mensajes del mainumby". Acrílico sobre lienzo. 90 cm x 70 cm. Año 2017. Una mañana de febrero del año 2017, tomando mate en mi galería, un colibrí voló hacia mí y se posó frente a mi cara. Mirándome fijamente, le hablé y como sintiendo que el mensaje estaba dado, emprendió vuelo. Intuí que había una señal en ello. Luego, recordé que ese mismo día, 30 años atrás, había fallecido mi abuela materna. Y al mes, mi papá. Me conmovió muchísimo entender que ese encuentro fue un designio. En la cosmovisión guaraní, estas aves sagradas, llamadas mainumby, son transmisoras de mensajes de nuestros ancestros.
"Mono con autorretrato". 130 cm x 100 cm. Año 2017. En esta obra me río del pasado, de los complejos de la niñez que me acompañaron mucho tiempo. “Cara de mono” me decían en casa. El animal es de inspiración azteca, haciendo alusión a Frida Khalo, ya que ella hizo varios autorretratos con esta compañía. En mi obra invierto el foco, quitándole importancia al autorretrato, como una manera de jugar y transmutar .
Dolores Mendieta, Despertar. Acrílico y óleo sobre mdf. 73 x 61. Año 2021
Acqua. Acrílico sobre mdf. 50 cm x 183 cm. Año 2021. En marzo del 2020 quedé aislada de mi hija por haber regresado de Brasil en pleno comienzo de la pandemia. Casi 40 días de distanciamiento. Mezcla de angustia y añoranza, en un mundo que se mostró frágil y apocalíptico. El miedo a no verla más, el deseo de abrazarla. La maternidad y lo femenino, simbolizado en espirales de aire y agua, sintiendo el movimiento constante de la vida.
Satori. Acrílico sobre lienzo. 100 x 70 cm. Año 2021
"Ofrenda de luna nueva". Acrílico sobre lienzo. 70 cm x 70 cm. Año 2021 . Aunque el mundo susurre semillas de maldad, siempre daré mil flores… Alguien muy querido me destrozó con sus palabras luego de mi cumpleaños. A partir de allí entré en una noche oscura del alma. Comencé esta obra en luna nueva en Cáncer, aprovechando este ciclo para sembrar lo nuevo: ofrecer amor a pesar del dolor. Comenzaba así un ciclo de mucha tristeza e introspección, que a su vez dieron impulso a una ebullición de todos los cuadros por venir.
"Transmutador de penas". Acrílico sobre lienzo. 100 cm x 100 cm. Año 2021. ¿Quién no ha tenido alguna pena en esta pandemia? Penas grandes, otras medianas o chiquitas; pero siempre nos han enseñado algo. Y en el mientras tanto, para no sucumbir en la tristeza, cada cual fue encontrando cómo transmutar cada una de ellas. Yo lo hago pintando, cantando y tocando el charango. También bailando, desplegando mis alas como el colibrí; ave mítica que también nos protege y nos da los recados de nuestros ancestros y del más allá. Estos tiempos complejos nos han sacudido y a muchos nos permitió romper la crisálida y así renacer en mariposa.
"Mujer monte". Acrílico sobre lienzo. 130 cm x 100 cm. Año 2021 Atrás quedaron el invierno y la noche oscura del alma. Las tristezas se transmutaron y silenciosamente fueron sembrando lo nuevo. La tierra adormecida ya estaba lista y con la introspección, gratitud y llanto la fui regando. Ahora renazco en flores junto a la primavera, siendo una con mi tierra. Siendo árbol, siendo monte.
"Guardián de los corazones nobles". Acrílico sobre lienzo. 50 cm x 60 cm. Año 2021. En la vida hay maestros amorosos y maestros verdugos. Estos últimos nos dan un aprendizaje doloroso. Emociones que vuelven a surgir desde las profundidades, cuando pensábamos que ya no estaban. El cuerpo del dolor revive, nos invade nuevamente. Y ahí está para que lo observemos, lo indaguemos y encontremos pistas para seguir sanando. Pero, tras la herida y en el medio de la tristeza más profunda, no hay que olvidar nuestro corazón puro, simple y noble. El de siempre, el de la niñez. Allí el alma todo lo sabe y aguarda en amor. Y como es tarea ardua no caer en la tentación del dolor y del miedo, tenemos a nuestros guardianes. Ancestros, ángeles, guías; que cada noche nos reparan un poco, para un amanecer lleno de promesas.
"El fruto prohibido". Acrílico sobre lienzo. 80 cm x 60 cm. Año 2022 Muchas veces me planteo que es el placer, el gozo, la alegría. Conceptos que se me desdibujaron en tiempos de pandemia. ¿Son sinónimos? ¿Dónde encontrarlos para sopesar las cargas? El aislamiento, las decepciones, los cambios; hicieron que ya no esté parada en el mismo lugar. Y en estos momentos estoy buscando nuevos sitios, nuevas maneras, nuevas personas, para encontrar el gozo nuevamente. Este angelito me lo recuerda y me incentiva a jugar un poco más.
"María". Acrílico y óleo sobre lienzo. 80 cm x 60 cm. Año 2021. Esta obra es un intento de conciliar e integrar mi primer nombre que es María, con la esperanza de sanar mis dolencias físicas. Desde temprana edad comencé a experimentar dolor de espalda, luego de articulaciones, rigidez muscular y problemas digestivos. El malestar se volvió crónico. En estos últimos tiempos, comprometida con mi sanación, aprendí que el dolor físico es primero dolor emocional. La incomodidad nos interpela, nos conecta con la vulnerabilidad y nos da información para sanar. La clave es no instalarse en el sufrimiento, confiar en que se puede revertir. María es nuestra gran madre, nos protege y nos ama de manera incondicional. Me enseña a amarme y protegerme, a sanar y abrazar a mi niña interior. María Dolores, alquimia y transmutación de conceptos que parecían inconciliables. Mi portal de sanación.
"Santa Ana, María y el niño". Acrílico y óleo sobre lienzo. 120 cm x 60 cm. Año 2022. En esta obra intento plasmar la sanación de mi linaje materno. La gratitud y perdón, así como la necesidad de protección. Una mamushka de amor donde soy hija y madre a la vez.
Dolores Mendieta, Virgen de la ternura. Acrílico sobre lienzo. 50 x 40 cm. Año 2022
"La belleza". Acrílico y óleo sobre lienzo. 90 cm x 80 cm. Año 2022. Acrílico y óleo sobre lienzo. 90 x 80 cm. Año 2022 "No se enciende una lámpara para cubrirla con un recipiente o para ponerla debajo de la cama, sino que se coloca sobre un candelero, para que los que entren vean la luz". Todos nacimos para ser felices, desarrollar nuestros dones y brindar al mundo nuestro granito de arena. Sentirse unido a lo divino, en armonía y colaboración con nuestros hermanos. La llama trina que está en nuestro corazón nos pide que la encendamos, porque en ella está la sabiduría, la belleza, bondad y verdad. Esta obra es una nueva ofrenda, tras unos actos de mezquindad sufrida en mi pequeño pueblo.
"Mi Getsemaní". Acrílico sobre lienzo. 130 cm x 170 cm. Año 2022. El jardín de Getsemaní estaba al pie del Monte de los Olivos en Jerusalén. Allí Jesús iba a rezar, meditar y conectarse profundamente con su padre. Entendía la importancia de separar tiempo de calidad, en medio de las realidades y adversidades de la vida, para conectarse en ese lugar sagrado, en medio de la naturaleza. Este espacio fue especialmente importante cuando Cristo sabía que iba a ser crucificado. Dolido y preocupado, luego de orar, retomó sus fuerzas y valentía para enfrentar la vida, con sus sinsabores y traiciones, con valor, dignidad y esperanza. Aquel huerto milenario y silencioso, es símbolo de poder y autoridad, de esperanza y futuro, de integridad y gracia. Valores y virtudes que acompañan a las personas que no se detienen ante los problemas. Todos necesitamos un Getsemaní donde podamos derramar el corazón ante Dios. Yo encuentro ese lugar en la Quebrada de Ambrosio, a 300 mts de mi casa, donde puedo sentir el contacto profundo y silencioso con la naturaleza. Allí hago mis caminatas, en medio del bosque y el arroyo. Sus sonidos y silencios me envuelven. Y sentada en mi piedra elegida, logro conectar, meditar, orar y sentir que Dios está presente en todas las cosas,que es vida en abundancia, que es consuelo en mis tristezas y discernimiento en mis dubitaciones.

Comparte este articulo con tus conocidos

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on telegram

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Carrito de compra